Ante amenazas cibernéticas globales debemos mantener la confianza en internet

Ante amenazas cibernéticas globales debemos mantener la confianza en internet
El ataque de Wannacry afectó a más de 200.000 sistemas informáticos en 150 países.Sebastián Bellagamba, director de ISOC para América Latina y Caribe

Es nuestra responsabilidad colectiva promover la innovación en beneficio de las personas y lidiar contra el mal uso de las herramientas.

Internet Society (ISOC), una organización que promueve el desarrollo, la evolución y el uso de internet para beneficio de todas las personas del mundo, anota que ante amenazas cibernéticas globales debemos mantener la confianza en internet y depende de nosotros mismos.Internet Society (ISOC), una organización que promueve el desarrollo, la evolución y el uso de internet para beneficio de todas las personas del mundo, anota que ante amenazas cibernéticas globales debemos mantener la confianza en internet y depende de nosotros mismos.

Sebastián Bellagamba, director de ISOC para América Latina y Caribe, expresó: “el ataque de Wannacry afectó a más de 200.000 sistemas informáticos en 150 países. Lo sufrieron servicios financieros, hospitales y empresas medianas y pequeñas. Al mismo tiempo, el problema afecta la confianza en Internet porque apareció directamente en la vida cotidiana de las personas”.

En Internet Society, consideramos que la cooperación voluntaria y la colaboración constituyen la manera de tener bajo control las amenazas cibernéticas globales, ya que juntas representan la base para el desarrollo de Internet”, afirmó Bellagamba.

Por su parte, Olaf Kolkman, director de Tecnología de internet de ISOC, comparte algunas lecciones aprendidas a partir del ataque de este ransomware:

1. Responsabilidad compartida

Las soluciones no son fáciles y dependen de las acciones de muchas personas. Hay algunos usuarios que toman su responsabilidad, analizan el malware, colaboran para encontrar las causas raíz, trabajan con proveedores y ofrecen respuestas de defensa y ataque.
Mientras tanto, hay usuarios que no se dan cuenta del rol que juegan: clickean links en mails que esparcen el peligro, no utilizan firewalls, no realizan respaldos de su información u omiten actualizar su sistema operativo.

Todos debemos entender que cuando nos conectamos a internet, formamos parte de él y tenemos la responsabilidad de hacer nuestro aporte.

2. Proliferación del conocimiento digital

Los datos que uno guarda pueden, eventualmente, salir. Si hablamos de privacidad relacionada con las brechas de datos, hay que asumir que el conocimiento, una vez fuera, está disponible en toda internet.

3. Innovación sin permisos

El entorno abierto de Internet permite que nuevas ideas se desarrollen a diario y se conviertan en globales. Desafortunadamente, esas nuevas innovaciones están disponibles para el abuso también. El uso de Bitcoins para el pago del rescate es un ejemplo de eso.
Es nuestra responsabilidad colectiva promover la innovación en beneficio de las personas y lidiar contra el mal uso de las herramientas. Las soluciones a los desafíos de seguridad que enfrentamos no deben limitar el poder de innovación que permite internet.

4. Internet y la sociedad

La sociedad está impactada por estos ataques. Claramente, no se trata de un problema solo de internet, y la tecnología no tiene todas las respuestas. Buscar una autoridad central que resuelva estos problemas es un error. El liderazgo está en todos nosotros, debemos afrontar estas dificultades de una manera colaborativa.

Seguir estas recomendaciones no solo nos servirá para proteger nuestros sistemas y servicios, sino también para revertir la erosión de la confianza en internet.

Internet Society publicó su Informe Global de Internet 2016 donde refleja que 59% de los usuarios admite que probablemente no haría negocios con una empresa que haya sufrido una pérdida o violación de datos.

Una de las preguntas clave planteadas en el informe es ¿Por qué las organizaciones están haciendo tan poco para proteger los datos de sus clientes?”, sostuvo Michael Kende, economista y miembro de Internet Society.

Todo el mundo sabe que la seguridad de los datos es un problema importante tanto para los usuarios como para las empresas, pero las empresas no están haciendo todo lo que pueden para evitar inconvenientes de seguridad”, continuó.

Te puede interesar  Crecen las herramientas de bloqueo de contenido ilegal en internet

De acuerdo con On line Trust Alliance, 93% de las violaciones a datos son evitables y no se toman las medidas necesarias para mitigar el costo que ello produce. A medida que nuestra vida se convierte cada vez más en digital, el costo y el riesgo de una violación de datos se incrementa exponencialmente y repercutirá en pérdida de ingresos y falta de confianza”, agregó Kende.

Principales datos del informe 2016:

  1. El costo promedio por pérdida de un dato es de u$s 158, 15% más desde 2013.
  2. Actualmente, el costo promedio de un ataque de robo de datos es de u$s 4 millones, 29% más que en 2013.
  3. Las empresas de retail representan el 13% de los ataques y el 6% de todos los registros robados.
  4. Las instituciones financieras representan el 15% de las violaciones de datos, pero sólo el 0,1% de los registros robados, dado que estas empresas toman mejores medidas para proteger a sus usuarios.

Internet Society insta a las organizaciones a cambiar su postura y seguir cinco recomendaciones para reducir el número y el impacto de las violaciones de datos a nivel mundial:

  1. Poner a los usuarios -que son las víctimas finales de los ataques- en el centro de las soluciones.
  2. Compartir la información en forma transparente y responsable para ayudar a las organizaciones a mejorar la seguridad de los datos; a las autoridades y reguladores a mejorar las políticas de persecución a los atacantes; y a la industria de la seguridad de datos a crear mejores soluciones.
  3. La seguridad de los datos debe ser una prioridad. Las organizaciones deben adoptar las mejores prácticas cuando se trata de la seguridad de los datos.
  4. Aumentar la rendición de cuentas. Las organizaciones deben ser responsables por sus problemas de seguridad. Deben contar con una política clara de responsabilidad y remediación.
  5. Aumentar los incentivos para invertir en seguridad. Crear un mercado para la confianza, donde se evalúen en forma independiente las medidas de seguridad de datos para que las organizaciones puedan remarcar su nivel de seguridad de los datos en forma confiable.

Las señales de seguridad ayudan a las organizaciones a indicar que son menos vulnerables que sus competidores.

El informe también traza paralelos con las amenazas planteadas por IoT. Las previsiones marcan que en 2020 habrá decenas de miles de millones de dispositivos interconectados que tendrán sensores que pueden rastrear las ubicaciones, la salud y otros hábitos cotidianos y por ende son puertas de acceso a la vida personal del usuario, dejando los datos expuestos.

Estamos en un punto de inflexión en el nivel de confianza que los usuarios están colocando en internet”, dijo Kolkman. “Con dispositivos conectados en nuestros bolsillos, las oportunidades de perder datos personales es extremadamente alta”.

Se necesitan sistemas de seguridad actualizados, seguridad utilizable y conciencia sobre cómo hacer frente a las amenazas y la ingeniería social, para reducir los riesgos de amenazas sobre los datos y los dispositivos. El informe muestra que hasta 93% de todos los incumplimientos podrían haberse evitado si se pusieran en práctica las medidas correctas. Es por eso que estamos instando a la gente a tomar medidas y seguir nuestras cinco recomendaciones para protegerse a sí mismos ahora y en el futuro”, concluyó Kolkman.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Legacy of Good 2016 de Dell demuestra los beneficios comerciales de la RSE

Aproximadamente el 93 por ciento del empaque de Dell (por peso) proviene ahora de fuentes sustentables y es fácilmente reciclable...

Cerrar