Análisis del mercado de suscriptores por tecnología de televisión restringida

Análisis del mercado de suscriptores por tecnología de televisión restringida

La OTI revela que 60,3% de los suscriptores de televisión restringida de los países de Iberoamérica y Estados Unidos de América reciben señal a través de tecnologías alámbricas.

La región integral de Iberoamérica y Estados Unidos de América (IbAm-EUA) contabiliza 173,3 millones de suscripciones a televisión restringida al segundo trimestre de 2016 (2T16). En su distribución por tecnología, 60,3% son provistas de manera alámbrica, mientras que 39,7% se ofrece de forma satelital o direct-to-home (DTH).

La distribución de suscriptores por tecnología en el segmento de televisión restringida es explicada principalmente por factores geográficos, demográficos y socioeconómicos. Estas condiciones determinan la forma en que tanto operadores como suscriptores eligen la tecnología de oferta y consumo, respectivamente, ya sea alámbrica o satelital.

Adicionalmente, el avance tecnológico juega un papel fundamental en la preferencia por el tipo de conexión. A diferencia de la distribución de televisión restringida vía satélite, la televisión de paga por redes de fibra óptica permite el empaquetamiento con servicios fijos de telefonía y banda ancha.

Al respecto, la región de Latinoamérica registra un creciente interés por estos servicios convergentes que se traduce en un aumento en la preferencia de televisión de paga digital.

Dentro de los países de la región de IbAm-EUA, destacan los casos de Argentina y Honduras. Estos países ilustran puntualmente cómo las variables referidas definen la configuración tecnológica de las suscripciones en el segmento.

El caso de Argentina

Las suscripciones a televisión restringida en Argentina alcanzaron más de 8,4 millones al 2T16 y aumentaron 0,3% anual. Entre el total de suscripciones, la tecnología satelital alcanza una ponderación de 29,9%, mientras que aquella alámbrica 70,1%.

En su dimensión geográfica y demográfica, el país registra la segunda proporción de población urbana más alta de la región IbAm-EUA, misma que se encuentra distribuida principalmente en zonas sin mayores accidentes geográficos.

La existencia de asentamientos poblacionales densos en territorios donde los relieves son relativamente uniformes habilita el despliegue de redes alámbricas a menor costo.

A su vez, posibilita una maximización de su cobertura, así como su aprovechamiento y provisión en condiciones óptimas.

Ello permite a los oferentes establecer precios más bajos frente a los de sus competidores satelitales.

La amplia disponibilidad de redes fijas, explicada por factores geográficos, así como el diferencial en precios que resulta en una mayor asequibilidad de los servicios de TV de paga por cable redundan en una participación mayoritaria (70.1%) de estos en términos de suscripciones.

El caso de Honduras

En Honduras, el servicio de televisión restringida alcanzó 978 mil suscripciones al 2T16 y registra un crecimiento anual de 46,8%. Del total de suscripciones, 5% reciben el servicio mediante tecnologías satelitales y el restante 95% lo hacen de forma alámbrica.

Te puede interesar  El espectro, ingrediente clave para despliegues de 5G

En contraste con el caso de Argentina, Honduras identifica complicaciones geográficas en su territorio, así como un bajo nivel de ingreso promedio entre su población.

Estas condiciones limitan la adopción del servicio de TV de paga y condicionan su provisión entre los hogares del país.

Ante estas circunstancias, se esperaría registrar una mayor proporción de conexiones satelitales.

No obstante, el servicio de televisión restringida vía satélite no está disponible en todo el país por motivos comerciales y viabilidad económica.

Adicionalmente, los servicios satelitales son relativamente más caros que aquellos alámbricos.

En razón de lo anterior, se inhibe su contratación, especialmente en hogares con menor poder adquisitivo y localizados en zonas geográficas accidentadas de escasa cobertura de TV de paga.

Por su parte, los consumidores en zonas urbanas, donde están disponibles ambas tecnologías, muestran una marcada preferencia por el servicio alámbrico en razón de su mayor asequibilidad.

La combinación de los factores anteriores resulta una distribución de suscripciones al servicio mayoritariamente (95%) alámbricas en este país.

En la región integral IbAm-EUA predominan las suscripciones a televisión restringida mediante tecnologías alámbricas. Las condiciones geográficas del territorio y proporción de población urbana determinan la viabilidad económica de la oferta del servicio a través de redes de cable o inalámbricas.

Por lo anterior, en países donde existe mayor proporción de habitantes en zonas rurales y en zonas geográficas accidentadas se registra una mayor propensión al consumo de servicios satelitales.

No obstante, ello está condicionado a su asequibilidad en términos de precios y factibilidad comercial como se ejemplifica en el caso de Honduras. En este sentido, la adopción del servicio inalámbrico es menor al tratarse de uno de los países de la región con bajos niveles de ingresos por habitante.

Print Friendly, PDF & Email

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados


Easy Solutions presentó el reporte “El Pulso del Cibercrimen en 2016”

La compañía encontró que aquellas organizaciones que cuentan con tecnologías de análisis de riesgo en dispositivos detectan de 4 a...

Cerrar