América Latina y las súper-urbanizaciones: el desafío de la movilidad de las personas y de mercaderías

América Latina y las súper-urbanizaciones: el desafío de la movilidad de las personas y de mercaderías
Existe otro componente en la movilidad que va más allá de la movilidad de las personas.Jorge Noguera, Director de Desarrollo de Mercados para MasterCard Latinoamérica y el Caribe.

Se calcula que para el año 2050 el 70% de la población mundial vivirá en áreas urbanas y el mayor aumento vendrá de los países en vías de desarrollo.

Hoy la tecnología puede facilitar el transporte en las grandes ciudades para llevarlas a transformarse en ciudades inteligentes, que sean capaces de mejorar la vida y experiencias de todos, de una manera simple y segura.

Por primera vez en el año 2008 la mitad de la población mundial pasó a vivir en áreas urbanas: habían más de 400 ciudades con más de 1 millón de habitantes y 19 con más de 10 millones. La urbanización sigue en rápido crecimiento, no solamente en países industrializados, ya que se calcula que para el año 2050 el 70% de la población mundial vivirá en áreas urbanas y el mayor aumento vendrá de los países en vías de desarrollo.

Estas millones de personas que conviven en grandes urbes requieren movilizarse de un punto a otro todos los días. El incremento en la demanda de transporte y el tránsito vial han traído como consecuencia un mayor número de embotellamientos, demoras, accidentes y problemas tanto ambientales como de salud. Es un hecho que la movilidad afecta muy directamente la calidad de vida de las personas.

En MasterCard somos conscientes de las necesidades de las ciudades y de sus poblaciones, y hemos trabajado mano a mano con diferentes aliados en proyectos que impactan positivamente en la movilidad urbana usando soluciones de pago novedosas.

En grandes ciudades de Colombia como Bogotá, Medellín y Barranquilla, sus habitantes pueden acceder a los sistemas de transportes masivos como taxis, colectivos (del sistema Integrado de Transporte Público) y el metro, pagando con su tarjeta bancaria. Más de un millón de colombianos eligen esta forma de pago cada mes, ya que no necesitan perder tiempo en la recarga de la tarjeta, cuentan con mayor seguridad al no utilizar efectivo, y les brinda control y transparencia en cada operación.

Colombia no es el único caso, Brasil también se está integrando paso a paso en este nuevo modelo de ciudades inteligentes. Fue así que MasterCard lanzó la primera fase de un proyecto de movilidad urbana en la Región Metropolitana de Curitiba, en asociación con el Gerente del Programa Acesso (tarjeta de transporte híbrido – tarjeta prepago + transporte en un circuito cerrado –). Más de 170.000 tarjetas ya fueron distribuidas en una primera etapa, y se está trabajando en la próxima para certificar que las terminales de buses operen en un modelo de aceptación de circuito abierto.

Te puede interesar  El fin del adblocker no depende de los usuarios

En Brasil el 50% de la población utiliza el transporte público, lo que significa que más de 100 millones de personas están en movimiento todos los días. Además que las compañías de colectivos desean eliminar el efectivo para reducir los costos, el fraude, los recaudadores y los riesgos laborales.

Existe otro componente en la movilidad que va más allá de la movilidad de las personas, y es el de transporte de mercaderías. La conjunción de Gobierno, empresas responsables de las rutas y MasterCard, nos ha permitido implementar en la Ciudad de México un caso de éxito que facilita el pago de peajes, colaborando con las autoridades para destrabar los problemas de tránsito y reducir el costo del traslado de mercadería.

La inclusión financiera en nuestra región está dotando de agilidad a los productores para integrarse más rápido a la nueva economía y mejorar la movilidad de sus productos.

El cambio en la cultura de pagos también está acelerando la adopción de la billetera electrónica, integrando la tarjeta al teléfono y generando una herramienta simple, inteligente y segura, que facilita la vida de los personas. Ciertamente gana el ecosistema económico al acelerase los procesos, pero lo más beneficiados son los ciudadanos.

Se requiere colaboración entre las industrias y los sectores para impulsar el gran potencial de las tecnologías existentes y traer a la realidad el sueño de ciudades más inteligentes que realmente puedan servir a sus ciudadanos.

Print Friendly

Ultimas Noticias

Deje su comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar respuesta

+ Leídas


+ Comentadas

Videos Destacados


alianza-renault-nissan-y-microsoft
La Alianza Renault-Nissan y Microsoft trabajan en conducción conectada

Las empresas han firmado un acuerdo mundial plurianual para colaborar en tecnologías de última generación para vehículos conectados y en...

Cerrar