5 tendencias en redes de banda ancha para el 2021

5 tendencias en redes de banda ancha para el 2021
El trabajo remoto, la educación virtual y las aplicaciones impulsadas por video han representado un desafío para las redes.

Implementaciones de DOCSIS, DAA y redes PON serán sólo algunas de las tendencias que veremos el próximo año en las redes de banda ancha globales.

A medida que culmina el año y miramos hacia el 2021, los operadores deben pensar en aquellas implementaciones que el futuro demandará; este análisis les permitirá estar preparados para enfrentar los desafíos tecnológicos que la nueva década traerá consigo.

Durante el próximo año podremos observar un desarrollo favorable en cinco tendencias clave para las redes de banda ancha. Estas tendencias surgen principalmente por los cambios que ocasionó la pandemia en los entornos laborales, educativos y de entretenimiento, así como por el impulso en las inversiones en redes de nueva generación.

Aumento en la red de banda ancha

Desde que inició la pandemia y el mundo se vio obligado a resguardarse dentro de sus hogares, hemos podido observar un aumento significativo a nivel global en el tráfico de la red de banda ancha.

El trabajo remoto, la educación virtual y las aplicaciones impulsadas por video han representado un desafío para las redes y para los operadores, quienes han implementado soluciones como la segmentación de nodos para satisfacer estas nuevas demandas.

Los operadores con presupuestos más altos están optando por diseños de gama media y alta de próxima generación, estos serán de gran ayuda al momento de habilitar los acuerdos de nivel de servicio gigabit más adelante.

Además, estos cambios, junto con una mayor adopción de tecnologías de Acceso Múltiple por División de Frecuencia Ortogonal (OFDMA) y DOCSIS 3.1, están mejorando las eficiencias espectrales y aumentando los niveles de QAM.

DOCSIS de baja latencia

La aparición del DOCSIS de baja latencia está habilitando un nuevo ecosistema de aplicaciones y servicios que aprovechan latencias tan bajas como 5-10 ms (y, se espera que en el futuro sean incluso aún más bajas).

Los juegos de video, en particular, generan gran interés en DOCSIS de baja latencia, pero veremos que se abre la puerta a más servicios para el consumidor, como la realidad aumentada y la realidad virtual, así como a servicios empresariales, como negociación bursátil, informática de punta y tecnología backhaul celular.

Al implementar una latencia constantemente baja que ofrece un alto grado de confiabilidad y un bajo nivel de fluctuación y variación de demora en la entrega de paquetes, los operadores podrán impulsar una nueva generación de servicios críticos sensibles al tiempo.

Además, durante los próximos años, veremos que los operadores comienzan a instalar tomas de frecuencia más alta mientras se preparan para las migraciones futuras a DOCSIS 4.0 (D4.0).

Aunque las implementaciones completas de esta herramienta tardarán algún tiempo en llegar, actualmente se están trabajando actualizaciones por fases que nos conducen a D4.0 que siguen siendo pasos importantes hacia un futuro 10G.

Como podemos observar, las innovaciones de DOCSIS tendrán relevancia para el futuro de la tecnología, por esta razón, los operadores deberán crear programas de planificación enfocados en estas implementaciones y sus posibles formas de uso.

Migración a DAA

El impulso de las arquitecturas de acceso distribuido (DAA) está aumentando a nivel mundial. Cada vez vemos más inversiones e implementaciones de operadores líderes tanto en Remote PHY como en funciones virtualizadas como CMTS.

El próximo año, veremos que los sistemas de administración remota estarán basados ​​en estos enfoques, al mismo tiempo en que se desarrollan las primeras pruebas de laboratorio y de campo para las arquitecturas MAC-PHY.

Las arquitecturas de acceso distribuido aprovechan la tecnología y los entornos nativos en la nube para acelerar el tiempo de comercialización de varios servicios y funciones de red virtualizados, lo cual abre la puerta a un mayor grado de automatización de la red.

Con las DAA implementadas y los componentes virtualizados que brindan una visibilidad de red sin precedentes, características como la Inteligencia Artificial (AI) y el aprovisionamiento sin intervención estarán cada vez más cerca y harán que sea más fácil que nunca operar y optimizar la red.

PON

Algunos operadores líderes están considerando las redes ópticas pasivas (PON) como otra vía hacia 10G. La clave para que muchos operadores den el salto eventual a FTTH, será aprovechar sus inversiones en HFC y componentes pasivos para expandirse a capacidades activas de software y de servicio que pueden ofrecer velocidades más altas.

Un área de desarrollo prometedora es aquella conformada por las terminales de línea óptica remotas (R-OLT) que permiten a los operadores acercar la computación al consumidor edge. Estos módulos, cuando se implementan en redes HFC dentro de los nodos de fibra existentes, permiten velocidades simétricas de varios Gigas.

La capacidad de admitir 10G PON, así como actualizaciones profundas de fibra, lo convertirá en una opción atractiva para los operadores que buscan aprovechar de inmediato las expansiones del espectro de banda ancha, además de las arquitecturas de acceso virtualizado y distribuido, al mismo tiempo en que reducen los gastos operativos.

Todos estos desarrollos hacen más fácil para los operadores elegir un camino hacia la evolución de la red que se adapte mejor a sus objetivos e inversiones, al mismo tiempo en que aceleran los programas de actualización en respuesta a impulsores de corto plazo como la crisis derivada de la pandemia.

Estas actualizaciones están ocurriendo en el contexto de tres tendencias de redes macro que identificamos a principios de este año: cobertura, eficacia y capacidad.

Preparados para el futuro de la red

La cobertura y la capacidad de la red se están expandiendo no solo en las áreas metropolitanas sino también en los mercados rurales. Esta inversión en infraestructura prepara el escenario para nuevas aplicaciones, como ciudades inteligentes.

También estamos viendo una mejora en la eficacia de la red, ya que las redes cableadas e inalámbricas se superponen y convergen, y los operadores podrán ver todas las extensiones de su red como una entidad única y cohesiva.

Por último, la capacidad de la red sigue siendo una de las principales prioridades, y los operadores tienen la necesidad de ofrecer un mayor ancho de banda a más puntos finales en su red.

Es probable que estas tendencias continúen no solo a lo largo del 2021 sino en los años posteriores, ampliando las capacidades de las redes líderes del mundo a medida que los operadores dan los siguientes pasos en su camino hacia 10G, siempre preparados para enfrentar desafíos nunca antes vistos.

Ultimas Noticias

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

+ Leídas

+ Comentadas


Videos Destacados